jueves, 31 de julio de 2008

El cerebro: la fábrica de pensamientos



El cerebro humano consta de dos hemisferios, unidos por el cuerpo calloso, que se hallan relacionados con áreas muy diversas de actividad y funcionan de modo muy diferente, aunque complementario.
Podría decirse que cada hemisferio, en cierto sentido, percibe y proyecta su propia realidad; o quizás deberíamos decir que percibe (y proyecta) la realidad a su manera. Ambos utilizan modos de cognición de alto nivel. Es un logro de la evolución. Precisamente, es lo que nos diferenció rapidamente del resto de los homínidos.

Y creció tanto, no en tamaño precisamente, pero empezó a establecer nuevas conexiones, nuevas áreas y redes neuronales (como el área del lenguaje articulado que está en el lado izquierdo o la corteza motora), la capa de sustancia gris se hizo más espesa y al necesitar lugar comenzó a plegarse y a diferenciarse; particularmente el lóbulo frontal relacionado con la personalidad, los sentimientos y la atención. Y nuevas funciones instalaron nuevos programas, cada vez más complejos, y asi se fué desarrollando. La capacidad del cerebro es impresionante, apenas rozamos la superficie. Es importante saber como funciona, como pensamos; despues de todo, somos nosotros mismos los programadores, y los pensamientos construyen la realidad, obviamente la de cada uno. Asi que aqui va una primera descripción funcional.
Nuestros cerebros son dobles, y cada mitad o hemisferio, tiene su propia forma de conocimiento, su propia manera de percibir la realidad externa (e interna). Podríamos decir, en cierto modo, que cada uno de nosotros tiene dos mentes conectadas e integradas por el cable de fibras nerviosas que une ambos hemisferios. Ningún hemisferio es más importante que el otro. Para poder realizar cualquier tarea necesitamos usar los dos hemisferios, especialmente si es una tarea complicada. Lo que se busca siempre es el equilibrio. El equilibrio se da como resultado de armonizar polaridades, y no mediante tratar de eliminar una de ellas. La vida moderna hace que predomine más el lado izquierdo, y es evidente, es el más funcional.
Cada hemisferio cerebral tiene un estilo de procesamiento de la información que recibe.
«El hemisferio izquierdo analiza en el tiempo, mientras que el derecho sintetiza en el espacio.» Jerre Levy «Psychobiological Implications of Bilateral Asymmetry»



Hemisferio Izquierdo
El hemisferio izquierdo procesa la información analítica y secuencialmente, paso a paso, de forma lógica y lineal. El hemisferio izquierdo analiza, abstrae, cuenta, mide el tiempo, planea procedimientos paso a paso, verbaliza, Piensa en palabras y en números, es decir contiene la capacidad para las matemáticas y para leer y escribir.
La percepción y la generación verbales dependen del conocimiento del orden o secuencia en el que se producen los sonidos. Conoce el tiempo y su transcurso. Se guía por la lógica lineal y binaria (si-no, arriba-abajo, antes-después, más-menos, 1,2,3,4 etc.).
Este hemisferio emplea un estilo de pensamiento convergente, obteniendo nueva información al usar datos ya disponibles, formando nuevas ideas o datos convencionalmente aceptables.
Aprende de la parte al todo y absorbe rápidamente los detalles, hechos y reglas.
Analiza la información paso a paso.
Quiere entender los componentes uno por uno.

Hemisferio Derecho
El hemisferio derecho, por otra parte, parece especializado en la percepción global, sintetizando la información que le llega. Con él vemos las cosas en el espacio, y cómo se combinan las partes para formar el todo. Gracias al hemisferio derecho, entendemos las metáforas, soñamos, creamos nuevas combinaciones de ideas.
Es el experto en el proceso simultáneo o de proceso en paralelo; es decir, no pasa de una característica a otra, sino que busca pautas y gestaltes. Procesa la información de manera global, partiendo del todo para entender las distintas partes que componen ese todo. El hemisferio holístico es intuitivo en vez de lógico, piensa en imágenes, símbolos y sentimientos. Tiene capacidad imaginativa y fantástica, espacial y perceptiva.
Este hemisferio se interesa por las relaciones. Este método de procesar tiene plena eficiencia para la mayoría de las tareas visuales y espaciales y para reconocer melodías musicales, puesto que estas tareas requieren que la mente construya una sensación del todo al percibir una pauta en estímulos visuales y auditivos.
Con el modo de procesar la información usado por el hemisferio derecho, se producen llamaradas de intuición, momentos en los que «todo parece encajar» sin tener que explicar las cosas en un orden lógico. Genial! Este hemisferio emplea un estilo de pensamiento divergente, creando una variedad y cantidad de ideas nuevas e imaginativas, más allá de los patrones convencionales.
Aprende del todo a la parte. Para entender las partes necesita partir de la imagen global.
No analiza la información, la sintetiza.
Es relacional, no le preocupan las partes en sí, sino saber como encajan y se relacionan unas partes con otras.



Mucho debo a la tierra en que crecí . Más aún a las Vidas que me nutrieron. Pero sobre todo a Allah, que me dio dos lados distintos en mi cabeza. Mucho reflexiono sobre el bien y la Verdad en las fes que hay bajo el sol. Pero sobre todo pienso en Allah, que me dio dos lados en mi cabeza, no uno. Antes me quedaría sin camisa ni zapatos, sin amigos, tabaco o pan que perder por un minuto los dos lados distintos de mi cabeza. 

Rudyard Kipling


sábado, 26 de julio de 2008

Evolución



La evolución de nuestra especie es una evolución de la conciencia y del pensamiento. Estamos en una era de descubrimientos, de nuevas ideas y conceptos sobre la naturaleza del universo y de nosotros mismos. Nuestro cuerpo físico, ya no va mucho más lejos.
Pero la conciencia se ha ido expandiendo, aunque parezca lo contrario. La evolución va hacia formas mejores y más libres. Pero todo depende de la capacidad de adaptación a los cambios del medio. Nuestros primos neandertales eran mucho más fuertes y dotados de huesos y tejidos más resistentes que el humano moderno, estaban aparentemente bién adaptados y quedaron en el camino. Muchas especies a lo largo de millones de años en nuestro planeta han tenido éxito relativo y han desaparecido.

La pregunta es si podremos como especie, y como individuos, superar los desafios evolutivos, si seremos capaces de adaptarnos, incluso a las condiciones de vida que creamos. No se puede saber precisamente. Lo que si sabemos, es que van apareciendo nuevas teorias, nuevas maneras de observar los fenómenos, tanto macro como microscópicos. Hay una nueva comprensión del universo y de la naturaleza de la materia y el espíritu.

Afortunadamente van desapareciendo viejos tabúes y prejuicios. La Iglesia Católica ya no es la dueña de la “verdad”, y la Ciencia, desde el siglo pasado fue dejando su envoltura newtoniana clásica buscando y comenzando a encontrar en el mundo de las particulas subatómicas, una descripción más amplia, más universal y hasta más espiritual de “lo que sucede”. Se acabó el divorcio entre la ciencia y la espiritualidad. Materia y espìritu, no son más que distintas manifestaciones de una misma y única conciencia universal.
Y esto es científico.

jueves, 24 de julio de 2008

Lo que llamamos realidad es en realidad un concepto


Nuestro cerebro procesa información todo el tiempo, pero nuestra conciencia queda fija en una pequeña porción y es incapaz de integrar el resto.
La información que interpretamos como realidad, es filtrada por los órganos de los sentidos e integrada en la unidad central según los programas que hayan sido instalados: Información, educación, pautas de comportamiento, herencia genética, etc.
Esta claro que el "mundo" como lo conocemos, más bién corresponde a una descripción.
Programas que se autoinstalan continuamente y proyectan el mismo holograma todos los dias. Información que se perpetúa.
El cerebro no discrimina entre lo que ve y lo que recuerda, y es para considerar las implicaciones que tiene esto.

En experimentos realizados con scaners y tomografías en personas sanas, primero se les pide que visualicen un objeto durante un cierto tiempo, y luego sin mirar se les pide que recuerden ese objeto. Resultó que se activaron las mismas zonas, es decir el mismo grupo de neuronas.Por eso, cuando se recibe educación fuera de lo convencional, información no ordinaria, que permita integrar nuevas áreas del cerebro entre si, nuevos centros de procesamiento que capten un mayor espectro de la realidad.
Es posible cambiar la conciencia profundamente, expandirla; encontrar una nueva visión que abraze incluso las contradicciones de la vida. Se puede mejorar el holograma proyectado con nueva información y conocimiento sobre nosotros mismos y el universo, y nuestro lugar como observadores. Hay que reflexionar sobre esto.

La conciencia es creadora de realidades.

miércoles, 23 de julio de 2008

¿Que es la acupuntura?


La Acupuntura es una rama de la Medicina Tradicional china, que ya se practicaba en épocas remotas.
El término (del latín acus, aguja y punctura, punzada), acunado por los jesuitas misioneros que visitaron la China en el siglo XVIII y describieron el método, expresa sólo una parte del mismo, que debería llamarse Acupuntura y Moxibustión, o simplemente "Aguja y Moxa' (Tchen-Zíú), de acuerdo con su nombre original.
Ese procedimiento terapéutico es de ejecución aparentemente sencilla, pues consiste en la introducción de agujas metálicas o en la estimulación calórica (moxibustión) de ciertos puntos de la piel.
Detrás de esta sencilla operación se oculta, sin embargo, una formidable estructura lógica, una vasta construcción de perspectiva cósmica cuyas partes ajustan entre si como un mecanismo de precisión. Es el resultado de la observación paciente y de la aplicación meticulosa; del empirismo metódico, transmitido y acrecentado a través de los milenios.
Los puntos que se estimulan son los PUNTOS chinos, situados en lugares precisos y determinados. Cuando observamos una lámina de acupuntura, vemos que los puntos están unidos entre si mediante líneas: son los MERIDIANOS. Según los chinos, son vasos (Chings) conductores de un fluido que denominan Chi y que nosotros traducimos por ENERGIA. Los puntos son, pues, como "nudos' situados a lo largo de conductos por donde circula la Energía.
Esta Energía, responsable de la vida y de la salud del organismo, no es un fluido homogéneo. Está compuesta en realidad por dos fuerzas (o tendencias) iguales y opuestas: YIN YANG (o bien Sangre y Energía). YIN y YANG están mezcladas en exactas proporciones, pero variables según el Meridiano o según la región del cuerpo. Si esa proporción se altera, es la enfermedad. La mezcla proporcionada, exacta, configura el equilibrio; la mezcla desproporcionado, el desequilibrio.
La salud es el estado de equilibrio energético (y psicofísico); la enfermedad, lo opuesto, es decir: el desequilibrio.

La Energía que circula en el organismo es de origen cósmico; el hombre mismo es también un producto de fuerzas cósmicas. Naturalmente, éstas son ideas que encontramos en las antiguas escuelas filosóficas chinas. Pero nos vemos obligados a comenzar la exposición de la Acupuntura con algunas ideas filosóficas porque la Medicina china es expresión de la vida cultural y social y éstas están impregnadas de filosofía.

Los libros antiguos hablan de fuerzas naturales. El mito y la superstición están en las leyendas, pero en las primeras compilaciones médicas todo eso desaparece para dar lugar a ideas claras surgidas de un razonar consecuente con la observación y la experiencia.

Si el hombre es un producto de fuerzas cósmicas, si la salud y la enfermedad son esas mismas fuerzas en equilibrio y desequilibrio, busquemos una explicación en las concepciones cosmogónicas chinas.
Con ese objeto, nada mejor que reproducir el Cuadro de la Culminación Suprema (Fig. 1) y la Explicación del mismo, atribuidos ambos a Tcheou Touen-yi, filósofo neo-confucionista (1017-1073) y traducidos por Chow Yih-Ching (La Philosophie Morale dans le Neo-Confucianisme, Presses Universitaires de France).

martes, 22 de julio de 2008

la naturaleza de la mente


Uno de los rasgos determinantes de nuestra especie (sino el más significativo), es la capacidad de tener conciencia de la propia existencia y de su entorno, de ejercer un juicio moral sobre su conducta y realizar complicados procesos de abstracción para la resolución de problemas y cálculos; todo esto combinando capacidades como la memoria, el raciocinio, la intuición, la imaginación, la percepción, etc.
Pero, es inevitable hacerse algunas preguntas como: ¿Dónde se localiza esta conciencia? ¿De dónde surgen mis pensamientos, del cerebro solamente? ¿Es qué este pensamiento ordinario, que se repite una y otra vez, compuesto de información perceptual limitada, de patrones preestablecidos de interpretación, de memoria, de respuestas condicionadas, etc, alcanza para formarse una verdadera idea de lo que pasa afuera (y adentro) de nosotros? y además...
...¿de qué estan hechos los pensamientos?

red de neuronas
Comúnmente tomamos a este pensamiento discursivo, a esta actividad electroquímica incesante de una pequeñita zona del cerebro, como algo “real” y damos por sentado que ese holograma proyectado por el cerebro nos muestra verdaderamente lo que sucede o lo que es; y ese juicio, es suficiente para hacer una descripción exacta y completa de alguien, de un objeto o de un acontecimiento, sin considerar las limitaciones perceptuales debidas a que nuestros órganos de los sentidos captan solo un rango estrecho del espectro total de las radiaciones, en el mejor de los casos.
Y luego está la interpretación del fenómeno por parte del cerebro, su integración y la elaboración de una respuesta, también condicionada por factores como la educación, el medio y la forma en que se vive, la herencia genética, las adicciones (físicas y emocionales),etc.

Toda esta compleja trama adaptativa, asi como la busqueda de la comprensión de los fenómenos de la vida y del conocimiento propio fue delegada casi exclusivamente a la mente racional y materialista. La visión clásica y mecanicista, que divide, fragmenta y que ve a la unidad separada del todo. Mientras que la otra parte (muchísimo más grande), la intuitiva, la perceptiva, la muda; la que nos conecta con la totalidad, quedó reducida a un pequeño márgen de acción, que en la vida adulta es rápidamente reemplazado por la lógica lineal y el racionalismo, que solo permite manejarse en términos de dualidades, bueno-malo, lindo-feo, ganar-perder, avanzar-retroceder, yo-los otros, etc.

Como se ve, la interpretación, la visión que tenemos del mundo depende de la ubicación del observador, y su punto de vista se verá modificado por el conocimiento, es decir, por la información apropiada que reciba y por la cantidad de “links” o redes neuronales nuevas que pueda establecer con otras áreas del cerebro. Por eso es válido decir que hay una realidad para cada uno, o lo que es más relevante: cada uno crea su realidad, a cada instante. En esto coinciden tanto los maestros espirituales como los científicos modernos. Puede decirse que el despertar de la conciencia, la iluminación, es también un fenómeno cuántico.

lunes, 21 de julio de 2008

El ser humano y el cosmos

Teoria de la globalidad del ser humano


En la Medicina China se considera que el hombre (microcosmos) es un reflejo del Universo (macrocosmos). El hombre está entre el Cielo y la Tierra, respondiendo a uno y a otra. Las mismas leyes que explican los cambios en la Naturaleza, las alternancias del Ying y el Yang, los 5 elementos o movimientos, la continua transformación y mutación entre la materia y la energía, etc., también se aplican al funcionamiento del organismo. Solo depende del punto de vista del observador, y que nivel (o sistema físico) de la existencia considere, como el plano espiritual, el energético, el subatómico, el molecular, el nivel tisular y de los órganos, etc.

El organismo es una unidad en la que cualquier función u órgano estan relacionados unos con otros. La realidad exterior y la realidad interior están interconectadas. La enfermedad se considera un desequilibrio entre el organismo y la naturaleza: un estado de separación, de desintegración. Por el contrario, la salud y la felicidad conllevan un sentimiento de unidad y de integración. El amor, tiene también una base orgánica, y cada célula, cada pedacito de materia en nuestro cuerpo a su vez se nutre de este espíritu, de esta conciencia que no es otra cosa que el observador.

La vida del hombre está dada por la naturaleza; cuando la energía del cielo y de la tierra se conjugan, aparece la energía vital.
Al nacer, el hombre dispone de una estructura corporal y no puede separarse de los cambios del yin y el yang. La conjugación de la energía yin y yang del cielo y de la tierra reviste formas diferentes: en la tierra se divide en nueve regiones, en el clima se divideen las cuatro estaciones; en la luna se manifiesta porque está llena o nueva y desaparece por completo y hay días tanto cortos como largos. Estas son las manifestaciones del crecimiento y consumo del yin y el yang. Los cambios de las cosas que existen entre el cielo y la tierra son innumerables, mientras que el hombre y la naturaleza están relacionados estrechamente. Al observar los cambios, por pequeños o sutiles que sean, el hombre puede diferenciarlos en exceso o deficiencia.
del Neijing (antiguo texto tradicional de la medicina china)

¿Qué es el Zen?

Zazen es el secreto del zen

¿Qué es el zazen? Es la meditación sentada en la postura tradicional del loto, con las piernas cruzadas; practicada por el ser humano desde la prehistoria.
Zazen no es una teoría, ni una idea, ni un conocimiento que se puede percibir con el cerebro. Es unicamente una práctica que cambia nuestro propio espíritu de manera radical. Significa fundirse con el universo entero. El maestro Taisen Deshimaru, discípulo y sucesor del gran maestro Kodo Sawaki, trajo la práctica de ese zazen a Europa, plantando así la semilla original en tierras nuevas. De esta forma, sus sucesores, como el maestro Kosen Thibaut, siembran esta semilla donde encuentran terreno fértil. Zazen y Budismo. El Budismo mismo es un fruto del zazen. La leyenda dice que antes del Buda Shakyamuni ya había siete Budas, el Budismo se refiere entonces a un tiempo anterior a él mismo. En efecto, la postura de zazen remonta a los tiempos antiguos, como atestiguan numerosos vestigios arqueológicos , ella es un tesoro fundamental de la humanidad. El Budismo histórico nació a partir del zazen del Buda hace 2500 años y se transmitió de maestros a discípulos desde ese tiempo, a través del mundo, sin interrupción.

"El zen es muy simple, y al mismo tiempo bastante difícil de comprender. Es cuestión de esfuerzo y de repetición, como la vida. Simplemente sentado, sin objeto ni espíritu de provecho, si su postura, su respiración y la actitud de su espíritu están en armonía, entienden el verdadero zen, perciben la naturaleza de Buda, la esencia de cada uno y de todas las cosas". Maestro Taisen Deshimaru

El vacío creador

Obtener energía del vacío


Así, como entramos en una nueva era para comprender el tiempo, también hemos entrado a una nueva era de comprender el espacio. Hemos llegado a comprender que el tiempo es una dimensión superior de la mente. Cuando hablamos de "espacio" generalmente pensamos en el espacio tridimensional; sin embargo vivimos en una realidad multidimensional y existen infinitas dimensiones para el espacio. Pero nuestra conciencia humana ordinaria, generalmente está consciente del espacio tridimensional. Pero oculto dentro de esas tres dimensiones está el sello de todas las otras dimensiones superiores. Así, por ejemplo cuando proyectamos una sombra con nuestras manos, esa sombra tiene la forma de nuestra mano pero le falta una dimensión, está en un plano, sólo está en dos dimensiones. Del mismo modo nuestro cuerpo y todo lo que se mueve en estas tres dimensiones, son sombras de dimensiones superiores.
Normalmente pensamos que estas sombras, que estas proyecciones son reales y olvidamos que están siendo proyectadas desde dimensiones superiores. Sin embargo en los últimos treinta años, la ciencia ha logrado descubrir la evidencia de dimensiones superiores dentro de estas tres dimensiones.
Se ha descubierto que lo que llamamos espacio vacío, el "vacío", en realidad está repleto de inmensa energía potencial. La conclusión convencional de considerar el espacio como la nada, el lugar donde se sitúa la materia, evidentemente se ha convertido en nuestro espacio. Pero el vacío tiene más energía que la materia que está en ese vacío y de hecho, la materia y el vacío son una misma cosa, hay una continuidad. Se ha descubierto que hay más energía en un centímetro cúbico de vacío que en todo el Universo manifiesto.. Un buen descubrir ciertamente, solo que no se nota, parece invisible.
Cada punto en el vacío tiene energía infinita convergiendo en ese punto. Debido a que la energía está proviniendo simultáneamente de todas direcciones, entonces hay un momento de cancelación, las líneas de fuerza, los vectores, se cancelan mutuamente y es por eso que esta cantidad de energía en el espacio es invisible.
Es una energía universal que se cancela a sí misma omnidireccionalmente. Este proceso de cancelación omnidireccional es tan perfecto que incluso una cantidad infinita de energía parece oculta en el espacio vacío.
Ahora, esto de que el espacio esté infinitamente lleno de energía, tiene inmensas implicaciones en cuanto a nuestra manera de ver el Universo. Desde este punto de vista cada punto en el cual hay total vacío es donde la energía se está cancelando de manera perfecta. Pero si en cualquier punto el proceso de cancelación omnidireccional no se completa, si hay un pequeño desbalance en el proceso de balance energético (un vector sale un poco más), entonces ahí hay una distorsión en este punto y es esta distorsión en la cancelación lo que resulta manifestarse como materia. Desde este punto de vista toda la materia, todo el mundo manifiesto no es más que una temporal asimetría en el vacío que se cancela. Esto nos permite hacer que la Ciencia compruebe lo que los Maestros habían venido diciendo desde hace mucho: que la materia y el vacío son la misma cosa.

Esto es una manera científica de comprender lo que la sabiduría mística nos ha revelado siempre. En una antiguaenseñanza del Budismo se dice que "la forma es vacío y el vacío es forma". Es una aseveración algo misteriosa, que sin embargo ahora es totalmente comprensible en términos de la ciencia, porque de acuerdo con la Física de la Energía Punto Cero, toda materia no es más que una modificación del vacío.
Las implicaciones de estas perspectivas son enormes porque en lugar de considerar al vacío como una vaciedad muerta, totalmente vacía, resulta que es un campo infinito, pletórico de abundancia y potencial y nosotros mismos y nuestros cuerpos somos parte de una continuidad de esa abundancia infinita.
Ahora, hay varias personas que están trabajando actualmente para lograr elaborar aparatos que nos permiten obtener energía eléctrica a partir de la Energía Punto Cero y han logrado comprobar que esto es posible.Por supuesto que hay una enorme resistencia en demostrar todo lo que se sabe sobre esto.

La ciencia de la energía Punto Cero demuestra que la realidad más bien es la abundancia y no la escasez. Tristemente, como sabemos, todo sistema económico mundial se basa en la escasez. Los recursos son escasos y se basan más bien en el miedo. Se habla de que hay una escasez de energía y que debemos competir por lograr esos recursos limitados. Claro, esto es pensando solamente a partir del petróleo puro y energía atómica de ese tipo. Todos estos métodos de producir energía contaminan y tienen residuos dañinos para el planeta. Por el contrario la energía del punto Cero, es abundante y gratis. Esta tecnología de hecho nos permite un mundo en el cual tenemos toda la energía que queramos gratis y limpia sin ningún perjuicio para el planeta.
Hay científicos que ya han desarrollado esta tecnología y han tenido graves problemas para traer esto al mercado. El problema evidente es que limita las enormes ganancias que produce la energía escasa. Podríamos hablar por horas y horas sobre esta tecnología y de posibles maneras para que sea de buena calidad pero sin embargo enfoquemos otro aspecto sobre las implicaciones espirituales de esta nueva manera de pensar sobre el espacio. Consideremos que las implicaciones espirituales son aún más revolucionarias que las implicaciones económicas y otras.

Asi mismo tambien la conciencia de la humanidad se eleva con nuevas frecuencias, estas tecnologías que demuestran abundancia podrán salir a la luz. Esto es inevitable. La única resistencia a esto es la conciencia del miedo, la escasez y la codicia. Pero mientras más y más gente reconozca la infinita abundancia dentro de sí mismos, más fácil será reconocer la abundancia afuera.
La implicación más importante de esta manera de considerar el espacio es saber que estamos conectados a una fuente infinita y esta Fuente es la abundancia infinita del Amor y Compasión (magnetismo, cohesión) Desde esta óptica podemos ver toda la materia como una cristalización del vacío. Nuestros cuerpos son entonces complejos de asimetría en el vacío que están sintonizados con este campo de potencial infinito. Lo que los científicos suelen llamar energía, para los místicos se llama espíritu y conciencia.
La energía no es más que apenas la superficie de un inmenso océano de potencialidad infinita. Entonces, en términos de nuestro desarrollo espiritual lo más importante es que nosotros debemos conectarnos a este campo de potencialidad pura en el espacio. Debemos estar convencidos de que está allí, de que existe y que es infinitamente abundante.

Nuestras creencias son el más importante factor que construye realidad en nuestras vidas. A pesar de que vivimos en un océano infinito de abundancia si no podemos creer en ello, entonces no podremos experimentar la abundancia. Nuestras creencias tienen el poder de bloquearnos y evitar que accedamos a esos campos infinitos. Pero si logramos creer que estamos conectados a esa Fuente infinita de Amor, Compasión y Abundancia entonces encontraremos que de hecho en realidad lo estamos y será posible para nosotros aprovechar y canalizar esta energía infinita en nuestras vidas.
Esta energía puede curar cualquier enfermedad, cualquier problema de la mente, cuerpo o espíritu. Porque toda enfermedad no es más que una función de desbalance entre cuerpo, mente y espíritu. Entonces la ciencia está demostrando ahora, como es que suceden milagros y que de hecho suceden todos los días.. Nuestra misma existencia es un milagro increíble. Entonces, si nos damos cuenta de la clase de milagro que es estar aquí, experimentando este presente, cualquier otro milagro no nos sorprenderá. La intensidad de energía y de luz que nos acompaña todo momento es inmensa, enorme. El vacío está alrededor nuestro, en el espacio. Está lleno de luz. Es una vacuidad radiante que crea todas las formas...

Recientemente se hicieron cálculos de cuánta luz hay a nuestro alrededor. En la ciencia de la Física Cuántica el vacío está emitiendo en todo momento lo que podríamos llamar fotones de vacío... La intensidad de los fotones que provienen del vacío es cien veces la intensidad de luz de la superficie del sol. Entonces esto es algo como estar nadando en luz todo el tiempo. En el espacio en que nos encontramos ahora mismo tiene más luz que la superficie del sol. Y si no podemos ver esto con nuestros sentidos físicos, es porque han sido regulados para captar las diferencias, para notar solo las manifestaciones de materia.
Es así como esta inmensa luz siempre presente queda en el fondo y no la vemos con nuestros ojos. Sin embargo las personas que han alcanzado niveles místicos elevados han confesado universalmente ver enormes cantidades de luz blanca.

Esa percepción que los místicos tienen de la luz blanca fue tomado por la antigua "ciencia" como un desbalance químico, raro en el cerebro de esas personas. Porque esos científicos no podían comprender que esta luz radiante sí está presente... Ahora podemos comprender que lo que estos místicos percibían es la manifestación de lo que sí existe. En los estados místicos, el sistema nervioso y los sentidos, están sintonizados de manera que se puede ver lo que aparentemente no está ahí.Esta energía radiante siempre presente también nos puede ayudar a explicar otros fenómenos paranormales. Ahora se comprende en la Ciencia de la Parapsicología que la intención humana puede dirigir estos fotones de vacío y que si logramos sintonizarnos lo suficientemente, podemos incluso controlar estos fotones para que estos, muevan materia o sea, la telekinesia.

También nos permite comprender cómo personas bien sintonizadas pueden servir de canal para curaciones a través de sus manos. De hecho esas personas están dirigiendo conscientemente estos fotones de vacío de una manera que pueden ser aprovechados para curar. Pero la más importante implicación de esta nueva visión del espacio como un campo infinito es el que podamos despojarnos de todas nuestras falsas creencias. El principal obstáculo que tenemos para manifestar el Paraíso en la tierra está precisamente en la mente humana, que se identifica con la limitación y la escasez...es una cuestión de mentalidad.
Es entonces enormemente significativo que la mente racional por fin a través de una nueva ciencia pueda reconocer que existe esta abundancia infinita. Esto nos trae una visión del potencial humano que ahora está absolutamente limitado.
Todos los problemas del mundo son por la función de las creencias erróneas y pensamiento limitado. Se nos ha enseñado que vivimos en un mundo finito con recursos finitos que no pueden alcanzar para todos. Y esto ha llegado a ser una realidad porque lo que nosotros creemos lo llegamos a manifestar. Si creemos en la escasez y en lo limitado de los recursos, entonces el temor de la gente de que no hay suficiente va a provocar de que guarden más y entonces en realidad va a haber escasez. Entonces si la gente guarda y conserva para sí más de lo que necesita, hará una manifestación real de que no hay suficiente Entonces el problema está en la conciencia humana. La escasez está en la conciencia humana, no en el Universo...
Esta ciencia de la Energía Punto Cero, en la que el vacío está repleto de energía infinita, tiene como propósito de liberar a la mente humana de la idea de limitación y de la escasez. Cuando logremos convencernos de que la abundancia es la realidad, ya no necesitaremos guardar más de lo que necesitamos, no tendremos que competir entonces, sino que nuestra tarea será el compartir esa abundancia de una manera amorosa y creativa y esto cambiará la apariencia del mundo de una manera muy dramática por su firme creencia en la escasez.
Ahora, si esta creencia en la escasez desapareciera, no habría nada que no pudiéramos manifestar. El solo hecho de que un centímetro cúbico contenga millones de millones de energía, más de lo que la raza humana pudiera llegar a necesitar, resultaría absolutamente ridículo hablar de escasez energética. Sin embargo la mente humana es tan increíble que ha conseguido en medio de esta abundancia, seguir creyendo en la escasez. Nos hemos desarrollado en un mundo en donde todos estamos esclavizados y obligados a trabajar tan, tan duramente para salir de la escasez...Una vez que haya una masa crítica de humanos que comience a trabajar con esta nueva mente de abundancia, provocará una activación en la cual no necesitaremos trabajar casi nada para satisfacer nuestras necesidades de comida, vestido, etc.Es posible compartir los recursos con un espíritu de abundancia, reorganizar la sociedad en una base de compartir. Asi es factible emplear un 15% del tiempo en satisfacer las necesidades y el 85% restante emplearlo en desarrollo espiritual, aprendizaje y experiencias de vida.

Una vez establecidas la confianza y la cooperación basada en esta sabiduría natural, aparecen la armonía y la felicidad. Por eso, creo que esta nueva ciencia de la Energía Punto Cero, es importantísima para re-orientar a la humanidad hacia una nueva tecnología que nos permite obtener energía eléctrica de una manera gratuita, limpia y libre de cualquier monopolio.Mucha gente cuando escucha sobre la energía Punto Cero, inmediatamente enfocan hacia las posibilidades tecnológicas y sus implicaciones. Si bien son evidentemente revolucionarias, estimo que esta revolución tecnológica es poca cosa comparada con la revolución espiritual que surge a partir de creer en la abundancia. Vencer la ilusión del miedo y la separación como especie es más revolucionario que salir con una nueva tecnología. Es importantísimo que comprendamos que lo que creemos de corazón se manifiesta en la realidad.Podemos decir entonces que así como lo creemos, así aparece. El miedo crea sus propias justificaciones inmediatamente pues para que exista el miedo es necesario la creencia en otro separado pero si nos vemos como una continuidad de lo divino, no hay por qué temer. Deshechar la creencia de la separación va deshacer el fundamento del miedo. La Ciencia del Vacío nos demuestra que no hay separación, que todo es un continuo en un solo campo de radiación. De hecho todas las manifestaciones materiales que percibimos con los sentidos no son otra cosa que un solo campo. Todo en la Tierra es un solo organismo vivo.

La apariencia de gente separada, de objetos separados es una ilusión de lo limitado de nuestros sentidos. Es además una función de nuestra limitada capacidad para sentir. Si pudiéramos abrir nuestra capacidad para sentir, comenzaríamos a sentir más allá de los objetos y personas separadas. De hecho comenzaríamos a experimentar a este Ser que es todo el Universo vivo. Es como si ese Ser divino estuviera en un sueño, de que está con todos nosotros. Lo que está sucediendo es que los humanos estamos comenzando a despertar del sueño de la separación y el fundamento del miedo se está desbaratando... La Energía Punto Cero gran descubrimiento científico, nos ayuda a percibir nuestra unicidad.Las estructuras políticas, sociales, etc., del mundo exterior del humano, son el reflejo de su estructura mental. Si queremos cambiar el estado actual de nuestro mundo, tenemos que cambiar primero nuestro pensamiento, entonces los cambios externos se sucederán automáticamente. La punta de lanza de nuestra evolución social y cultural es nuestra evolución espiritual. Trabajando nuestro interior, cambiaremos nuestro exterior de una manera natural. Así, comenzaremos a experimentar los efectos de ese campo de amor infinito.
Esta nueva ciencia lo que nos está demostrando es que toda materia y energía son formas cristalizadas de amor. La luz es amor cristalizado y la materia es luz cristalizada...En el fondo todo está hecho de amor, sólo que en diferente espacio o formas. De la misma manera que el vapor, el agua y el cielo son una misma cosa, el amor, la luz y la materia son la misma cosa.
El amor universal que se nos revela a sí mismo.